Inicios de Jaime Guardia

Considerado como el mejor charanguista del Perú. Empezó a tocar a los 13 años con un charango de sauce con cuerdas de tripa de chivo, que le había regalado su primo Ulises Pebe. Cultiva el charango con un estilo muy peculiar, como son los repiques en unísono y los trémolos en abanico de sus 5 dedos. Su charango es conocido como el modelo ayacuchano.Está construido de madera laminada y tiene la forma de una guitarrita con 8 cuerdas; la primera y cuarta con una sola cuerda y el resto cuerdas dobles.